miércoles, 19 de enero de 2011

A Las mujeres

La mujer ese ser maravilloso, que hace que mi mundo brille de otro color al pensar en ellas, al pensar en la suavidad de su piel al contacto con la mía, hace que mi cuerpo se estremezca y se excite, al pensar en sus labios carnosos, en besarlos, lamerlos, en sentirlos con los míos, esa sensación es como estar flotando en el aire, no quisiera que se acabara nunca, me encanta sentir sus labios cuando va bajando por mi pecho en dirección al ombligo y sentir también su pelo que me acaricia la piel.
La mujer es un ser delicado al que hay que cuidar e intentar que sea lo mas feliz posible, sea dominándola en los placeres que ella quiera o cediendo a sus deseos sin perder tu propia identidad, pero siempre deseando que su felicidad sea la tuya. 

La mujer es como una flor, hermosa da lo mismo la clase de flor que sea, siempre será hermosa, sea alta, baja, gorda, delgada, rubia o morena, da lo mismo como sea la mujer, siempre será hermosa. 

La mujer es la fuente del néctar de los dioses, al que cuando lo pruebas una vez, te sorprende su sabor, pero luego no te quieres ir de ella e intentas beber de ella, pero la mujer es la que decide si tomas el néctar o no. 

La mujer es como un diamante, hermoso pero delicado a la ver, pero hay gente que no sabe la suerte y lo valioso que es hasta que lo pierden o le hacen un daño que no se puede reparar. 

La mujer es como una bascula, hay veces que esta feliz, otras tristes, unos días amargada y otros cariñosa, pero si se tiene paciencia y se sabe escuchar, se comprende a las mujeres sin necesidad de ningún manual. 
Yo soy una mujer y amo a las mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario